Gobierno de Chile

INICIO » PROGRAMAS DE PREVENCIÓN

...Plan Nacional de educación sobre el tabaco y sus daños


I. ANTECEDENTES:
La preocupante situación epidemiológica del tabaquismo y patologías asociadas al consumo del tabaco en nuestro país, hacen que sea prioritario desarrollar estrategias que promuevan estilos de vida sin tabaco, especialmente a nivel escolar.
Los índices de prevalencia de consumo en la población general sitúan a nuestro país como el más fumador de la región de Las Américas. Asimismo, a nivel de escolares nos situamos entre las mayores prevalencias de consumo de tabaco a nivel mundial (GYTS2008).
El Noveno Estudio Nacional de Drogas a nivel escolar elaborado por SENDA en el año 2011, determinó que la edad de inicio de consumo de tabaco es de 13 años para hombres y mujeres, con una prevalencia del 25,7% en Octavo Básico, aumentando progresivamente hasta Cuarto Medio en que alcanza un 47,8%.
Con la finalidad de legislar en estas materias y de proteger a la salud pública, es que en el año 1997 se dictó la Ley Nº19.419, que regula las actividades que indica relacionadas con el tabaco, la cual recogió recomendaciones de la Organización Mundial de la Salud, considerándolas como elementos necesarios que deben estar presentes en toda estrategia dirigida a controlar y disminuir el tabaquismo.
Esta ley ha sido objeto de 2 importantes modificaciones, la primera de ellas – Ley Nª20.105 de 16 de mayo de 2006- tendiente a reforzar la protección de los no fumadores, restringiendo la publicidad y promoción de productos hechos con tabaco, dificultando el acceso de los menores de edad a esos productos y planteado un política publica de generación de ambientes libres de humo de tabaco, tanto el sector público como en el privado así como en los lugares cerrados de acceso público, establecimientos de salud y educación, etc. La segunda – Ley Nº20.660 de 08 de febrero de 2013- gestada con miras a consagrar nuevos mecanismos para proteger a la población de la exposición al humo de tabaco en los lugares de uso público y colectivo, considerando el estancamiento en los índices de prevalencia en el consumo de tabaco a nivel de la población general y en los escolares, junto a la mantención de una alta prevalencia en adultos jóvenes. En este último contexto y producto de la discusión parlamentaria, se decidió incorporar un inciso segundo al artículo 7º, el cual es del siguiente tenor:
Habrá un plan nacional de educación sobre el tabaco y sus daños, el que deberá actualizarse al menos cada cinco años”.
Entendiendo la importancia del rol que tanto al Ministerio de Educación como al Ministerio de Salud competen en la elaboración del citado plan, es que se ha gestado el mismo con miras a regularizar acciones ya implementadas entre ambas carteras ministeriales y establecer otras tendientes a lograr la finalidad establecida por la Ley en cuestión, cual es educar efectivamente sobre el tabaco y sus daños, disminuyendo su consumo y retrasando el mismo.
Este plan se erige entonces, como herramienta necesaria para disminuir los altos índices de consumo existentes en la población en edad escolar de nuestro país.
 
II.      OBJETIVO:
Fortalecer las estrategias de prevención existentes en el ámbito educacional, impulsando el establecimiento de nuevas prácticas que prevengan el consumo de tabaco o que propendan a retrasar la edad inicio de éste, generando acciones coordinadas entre organismos públicos.
 
III. COMPONENTES DEL PLAN:
1. PREVENCIÓN:
En este punto difundir información que pueda concientizar a la comunidad escolar sobre los daños que se pueden generar por el consumos del tabaco y desarrollar acciones que encaminadas en evitar la incorporación de nuevos fumadores y fumadoras al contextos escolar.
2. ACTUALIZACIÓN DEL PLAN NACIONAL DE EDUCACIÓN SOBRE EL TABACO:
En este ámbito, se busca poder contribuir a las adecuaciones del Plan Nacional del tabaco.  
  
VI. ACCIONES:
La promoción del Plan Nacional, elaborado en conjunto por el Ministerio de Educación y el Ministerio de Salud, se traduce en la siguiente matriz de acciones, que contempla dos líneas de acción y sus correspondientes objetivos, productos, actividades, organismos responsables y plazos.
 
   
V.       MESA DE TRABAJO:
Con la finalidad de evaluar el cumplimiento de las acciones indicadas precedentemente, el Ministerio de Educación y el Ministerio de Salud, conformarán una mesa de trabajo, la cual monitoreará los compromisos del plan y efectuará un informe de carácter semestral, en el cual deberán incluirse los acuerdos establecidos. El primer informe deberá considerar el período marzo a septiembre del año 2014.